Autor Tema: 21.06.2947 / RELATOS INSÓLITOS: LA LLAMADA SIN RESPUESTA  (Leído 1163 veces)

05 de Julio de 2017, 17:07:03
Leído 1163 veces

Havok Specter

  • Información
  • Mensajes: 3737
  • En el espacio impera la ley del oeste


Cada día que pasa, nuestra comprensión del universo queda reformulada a medida que salen a la luz nuevos misterios que cambian nuestra percepción con la misma rapidez con la que caen los granos de un reloj de arena. Demasiado a menudo parece que nuestra tenue comprensión de la realidad está fijada en el tiempo únicamente por las oscuras sombras de nuestra conciencia colectiva. es ahí donde los susurros olvidados crean ecos justo más allá de nuestro alcance, esperando a ser oídos. Estos son los Relatos insólitos.

Hoy viajaremos a Bremen, donde el 20 de junio de 2941, la mercenaria independiente Sera Misagaru estaba llevando a cabo una patrulla de barrido a lo largo de las rutas comerciales que se entrecruzan entre Rytif y Bremen III, atenta a cualquier oportunidad que se le presentara. Durante los seis meses anteriores, Sera ofrecía su ayuda, si la paga era adecuada, a cualquier nave que estuviera en problemas. Aunque Bremen se consideraba un sistema seguro, quienes se ganan la vida viajando por la negrura en seguida aprenden que en el espacio la seguridad es algo muy relativo. Fue allí, en medio del flujo del comercio, donde una operación rutinaria dio inicio a algo que estaba destinado a ser todo menos ordinario.

SERA MISAGARU: Parecía un trabajo bastante sencillo. Es decir, en ese momento no me lo pensé dos veces. El mensaje apareció en el tablero de comunicaciones como cualquier otro. Algún pobre capitán se había alejado demasiado de las rutas más transitadas, buscando ahorrar tiempo de viaje, y había acabado topándose con una jauría de forajidos. Con este tipo de encargos no te interesa dudar demasiado tiempo. No es sólo por los créditos. Cuando estás ahí fuera, si mantienes la cabeza fría, puedes acabar salvando vidas.

Sera aceptó el encargo y acudió rápidamente a las coordenadas desde donde la nave en dificultades había enviado su petición de ayuda. Al llegar, la mercenaria se había estado preparando para enfrentarse a una flota entera de forajidos, pero en lugar de eso, le estaba esperando una sorpresa.

SERA MISAGARU: El lugar estaba completamente vacío.

Sera Misagaru acababa de convertirse en la piloto más reciente en responder a lo que ha acabado siendo conocido como «la llamada sin respuesta».

SERA MISAGARU: No había ningún pecio, ni el rastro del menor escombro. Ni tan siquiera alguna roca flotando. Sencillamente nada. Y también escaneé el lugar. Tras el amplio barrido que realicé para asegurarme de que todo el asunto no era algún tipo de emboscada, pasé a banda estrecha e hice un rastreo bien detallado de todo el área para asegurarme de que no se me había pasado nada por alto. Y no lo había hecho. Cuando digo que allí no había nada, lo digo literalmente. ¿Y sabéis qué era lo más raro de todo? Tan pronto como llegué, el contrato se desvaneció de la memoria de mi mobi. Fue como si jamás hubiera existido.

Durante el último siglo se han producido catorce informes en total de pilotos acudiendo en respuesta a la llamada de socorro del capitán de la Solomon. Todos ellos describieron una experiencia parecida: una nave en apuros, un encargo aceptado, y el descubrimiento de que lo único que les esperaba en el lugar de destino era una parcela vacía del espacio.

SERA MISAGARU: Al principio pensé que igual se trataba de algún cabrito tratando de liarla, por lo que contacté con la oficina local del gremio para informarles. El encargo que me había llegado no tenía ninguna relación con ellos, pero a veces los de la oficina han oído algún rumor, ¿sabes? Empecé a contarles lo que había sucedido, y el de la oficina se limitó a asentir. Ya conocían toda la historia. Resulta que a lo largo de los años ya había habido unos cuantos mercenarios que intentaron ayudar a la Solomon.

La Solomon era una nave de transporte propiedad del capitán Laramy Stevens, con la que se pasó quince años ganándose la vida honradamente proporcionando sus servicios en el área circundante a Rytif. Hasta que, el 21 de octubre de 2794, la nave. Hablamos un Genevieve Atrellia, socia de ProtLife Insurance, para que nos contara lo poco que se sabe acerca del trágico destino de la Solomon.

GENEVIEVE ATRELLIA: A pesar de lo que pueda decir toda esa gente, la Solomon fue destruida en 2794. Eso es un hecho. En nuestros archivos hay documentado que una nave de salvamento recogió la caja negra de la Solomon en un rincón apartado del sistema Bremen y la devolvió a las autoridades locales, los cuales a continuación nos la entregaron a nosotros. Los datos de la grabadora de vuelo indicaban que la nave estaba regresando de un puesto minero situado en un lejano asteroide, donde habían cargado minerales, cuando fue atacada por forajidos sin identificar. Por desgracia, nunca se llegó a arrestar a ninguno de los atacantes.

No sólo jamás se encontró a los forajidos, sino tampoco a la Solomon y a su capitán. Aparte de la caja negra, jamás llegó a encontrarse ningún otro rastro de la nave o Stevens. ¿Cómo acabó esa caja negra siendo separada de la nave? Y si la nave fue atacada, por qué no había ningún indicio de ello en el lugar donde se encontró la caja negra, ni en ninguna otra parte del sistema?

GENEVIEVE ATRELLIA: A título personal, yo no le daría demasiada importancia al hecho de que no fuera hallado ningún resto ni se recuperara ningún cadáver. Es decir, tal vez la gente que atacó la nave también se la llevó. O tal vez los restos fueron a la deriva hasta algún otro sitio. Quizás el capitán de la nave de salvamento que encontró la caja negra estaba mintiendo. Podría ser que alguna otra tripulación de salvamento con menos escrúpulos hubiera llegado allí primero. Hay un montón de cosas que podrían haber pasado.

¿Pero llegaremos a saber algún qué es lo que sucedió realmente? Aunque todas estas explicaciones son válidas, ninguna de ellas ayuda a revelar el origen de los mensajes o por qué siguen siendo enviados década tras década. ¿Podría ser que Laramy Stevens estuviera todavía enviando mensajes de socorro?

TOLOMER WINSOME: Creo que la Solomon está atrapada en algún sitio. No sé dónde. Quizás en el interespacio o en algún lugar parecido. No me interpretéis mal; no soy científico, pero sé que en nuestro verso hay mucho más de lo que muestra a plena vista.

Tolomer Winsome es la más anciana de las personas vivas que han recibido la llamada sin respuesta. Tolomer Winsome la escuchó en 2843.

TOLOMER WINSOME: Recibí la llamada de socorro y fui de inmediato a las coordenadas que me daba tal como haría cualquier persona decente. Al no encontrar nada allí, me resultó imposible quitármela de la cabeza. Me enteré de que había otras personas que también habían oído esa llamada de socorro. El mensaje era diferente cada una de las veces. Las coordenadas también cambiabas. Pero siempre era la Solomon y siempre era el capitán Stevens. Cada año vuelvo a ese sistema para seguir investigando. No he encontrado nada y tampoco he vuelto a recibir ese mensaje, pero no puedo evitar pensar cómo sería estar perdido de esa manera. Me produce escalofríos cada vez que lo pienso. Y eso es lo que me impulsa a seguir buscando.

SERA MISAGARU: He ido unas cuantas veces con Tolomer. Normalmente también nos acompañan uno o dos de los demás. Una vez has oído el mensaje, no puedes desentenderte de él. Somos un grupo de gente a la que le gusta ayudar a los demás. Ésa es la razón por la que respondimos en primer lugar. Pensamos que probablemente valga la pena seguir buscando sólo por si acaso.

Y así, la búsqueda de la Solomon prosigue mientras las preguntas siguen aumentando. Muchos dan por sentado que la señal no es más que algún tipo de broma cruel. ¿Pero para qué tomarse tanto trabajo? ¿Qué se ganaría a cambio? ¿Realmente sigue estando ahí fuera el capitán Stevens? ¿O acaso su grito de socorro no es más que una avería en algún sistema electrónico? Cuando Relatos insólitos esté de vuelta, hablaremos con la experta en ordenadores Johana Quint y veremos qué es lo que sucede cuando alguien intenta rastrear esa misteriosa señal hasta su punto de origen.

JOHANA QUINT: Jamás había visto nada parecido.

Eso y mucho más cuando Relatos insólitos esté de vuelta.



Traducción por Vendaval en Ciudadano Estelar.
https://robertsspaceindustries.com/comm-link/spectrum-dispatch/15977-Untold-Tales-The-Unanswered-Cry
 


Lo siento, este hilo está cerrado. Sólo admins y moderadores pueden responder.