Autor Tema: 04.07.2947 / HOY EN LA HISTORIA: LA TERCERA ERA IMPERIAL  (Leído 991 veces)

26 de Julio de 2017, 16:59:59
Leído 991 veces

Havok Specter

  • Información
  • Mensajes: 3737
  • En el espacio impera la ley del oeste


ESPACIO PATROCINADO POR PIPS. "DESCORCHA EL POTENCIAL DE LA VIDA"

4 de julio, 501 EC

Resulta imposible imaginar cómo debía ser la vida de los humanos hace casi 2.500 años terrestres estándar (ATE). La humanidad seguía atrapada en su mundo natal, y aunque por la superficie de la Tierra ya se extendían vastas sociedades y culturas, muchas de ellas ni tan siquiera conocían la existencia de las otras. Intentar cruzar uno de los grandes océanos del planeta era equiparable a una sentencia de muerte, una que muchos tenían la rara creencia de que se cumpliría con el navío cayendo más allá del borde del horizonte.

Mientras tanto, hacia el 4 de julio de 501 EC*, los xi'an iniciaron oficialmente su Tercera Era Imperial al proclamar Emperadora a U.e'o se Kr.ē. La coronación de U.e'o se Kr ē fue un evento histórico y motivo de grandes celebraciones por todo el Imperio Xi'an, el cual ya se componía de muchos planetas y sistemas estelares. Aunque la humanidad ha experimentado grandes cambios a lo largo de los últimos dos mil quinientos años, el control de la dinastía Kr.ē se ha mantenido incólume, puesto que siguen gobernando el Imperio Xi'an hoy en día, algo que pocos xi'an habrían creído posible cuando ese linaje obtuvo por primera vez el poder.

La Tercera Era Imperial supuso para los xi'an la finalización de un periodo especialmente turbulento de su vasta historia. La especie xi'an llevaba casi 800 ATE inmersa en un duro enfrentamiento con los kr'thak, un conflicto que hemos llegado a conocer como las Guerras Espirituales. Para empeorar las cosas, los xi'an llevaban casi 90 ATE sin Emperador antes de la coronación de U.e'o se Kr.ē.

Este periodo sin Emperador empezó durante las Guerras Espirituales, en 412 EC, cuando un ataque kr'thak expertamente planificado y ejecutado acabó con la Emperadora reinante de la dinastía Xy.ō junto con toda su familia. Planificado para que coincidiera con una importante celebración familiar en honor a Y.ah’a se Xy.ō, la gran matriarca y primera Emperadora de ese linaje, el bombardeo orbital al que los kr'thak sometieron la finca de los Xy.ō fue ejecutado con una brutalidad abrumadora, dejando tras él nada más que un gigantesco cráter. Acto seguido, los kr'thak activaron docenas de fuerzas de asalto por todo el Imperio Xi'an que atacaron de manera sistemática cualquier lugar donde hubiera algún miembro superviviente de la dinastía Xy.ō. Cuando el polvo se hubo asentado, un número incontable de xi'an inocentes habían sido asesinados, pero el plan de los kr'thak había tenido éxito. Todo el linaje de los Xy.ō había sido eliminado, y el reinado de 1.735 ATE de su dinastía había llegado a su fin. La Segunda Era Imperial de los xi'an acababa de tener un final tan brutal como decisivo.

La erradicación de la dinastía Xy.ō sembró el caos por toda la sociedad xi'an, y el ominoso nombre con que se conoce este periodo se podría traducir aproximadamente como La Oscuridad. Quienes pertenecían a la clase burocrática trataron de mantener el gobierno funcionando, pero les resultaba difícil lograrlo sin un Emperador y una familia real que dictaran una política global. La estrategia bélica de los xi'an también se vio afectada por este vacío de liderazgo, puesto que la casa imperial controla las fuerzas militares de forma tan directa como lo hace con los organismos gubernamentales.

En vez de buscar una visión unificada, las casas familiares xi'an se disputaron el poder y se crearon diversas facciones políticas. Algunas exigían vengarse de los kr'thak, mientras que otras aseguraban que había llegado el momento de iniciar conversaciones de paz. Varias casas familiares actuaron de manera unilateral, con alguna de ellas tratando de acordar alianzas mientras otras empezaban a armarse en secreto. Durante el periodo histórico conocido como la Gran División, un conflicto generalizado entre las casas familiares muy parecido al actual había demostrado la necesidad de que existiera una sola familia gobernante, provocando la instauración de la primera dinastía imperial. En esta ocasión, la disolución del Imperio era una posibilidad muy real debido al caos provocado por la desaparición de la casa Xy.ō. La principal razón era el hecho de que no lograba hallarse a un nuevo Emperador.

Los detalles concernientes a cómo se realiza la transferencia de poder de una casa dinástica a otra según las tradiciones de la sociedad xi'an siguen sin ser bien conocidos por quienes no pertenezcan a esa especie. Lo poco que se sabe es que parte del proceso requiere la búsqueda de ciertos «marcadores» genéticos que sólo poseerá el nuevo Emperador. Todos y cada uno de los xi'an son sometidos a análisis para averiguar cuáles de ellos podrían ser portadores de tales marcadores. En tiempos de paz, este proceso ya representa una tarea burocrática de una envergadura increíble, por lo que en medio de una guerra cuya duración ya se estaba acercando al milenio, se convertía en una empresa prácticamente imposible.

Los xi'an sometieron a análisis a la mayor cantidad de individuos posible, pero seguían sin obtener ningún resultado positivo. Tras décadas de tal incertidumbre, algunos filósofos xi'an consideraron la posibilidad de que el nuevo gobernante sólo acabara apareciendo cuando la guerra con los kr'thak hubiera concluido. La opinión pública se inclinó mayoritariamente en esa dirección, por lo que los burócratas militares que quedaban acabaron negociando un cese de las hostilidades.

Aunque los detalles específicos de este armisticio con los kr'thak nunca nos han sido revelados, permitió que los xi'an pudieran proseguir de inmediato la búsqueda de su próximo Emperador. Se enviaron emisarios a todos los asentamientos xi'an, pero incluso tras varias años más de búsqueda, seguía sin encontrarse un nuevo gobernante. Hubo quienes empezaron a preguntarse si los xi'an estaban condenados a carecer de líder.

Mientras tanto, poderosas casas dinásticas empezaron a sentirse cada vez más preocupadas por la posibilidad de perderlo todo si no se hallaba a un nuevo Emperador. Las divisiones entre estas casas se fueron haciendo cada vez más profundas y la amenaza de una nueva guerra civil tan brutal como la anterior parecía cada vez más inevitable. De ahí que, a pesar de que no hay ninguna prueba de que la llegada al poder de la dinastía Kr.ē se debiera a una conspiración urdida por varias de las familias xi'an más poderosas, siguen circulando rumores al respecto.

La historia oficial dice que U.e'o se Kr.ē fue sometida poco después de su nacimiento a los análisis necesarios para determinar si poseía los marcadores imperiales, y poco después fue proclamada como nueva Emperadora. Algunos xi'an recibieron con alegría la coronación de una recién nacida al considerarla un buen augurio para el comienzo de la Tercera Era Imperial. Creían que significaba que a los xi'an se les había concedido un nuevo periodo de existencia tras haber sobrevivido a duras penas a su primer conflicto con otra especie.

Otros xi'an señalaron que el hecho de que la nueva Emperadora hubiera nacido en el seno de una poderosa familia parecía sospechosamente conveniente.

Fue en estas circunstancias que una chiquilla recién nacida llamada U.e'o se Kr.ē fue proclamada nueva Emperadora de los xi'an el 4 de julio de 501 EC. A la matriarca de su familia, IIth se Kr.ē, se le concedieron poderes provisionales hasta que U.e'o fuera adulta. Criada para ser una gobernante, U.e'o se Kr.ē acabaría ocupando su puesto en el trono con serena confianza e instauró de inmediato una serie de importantes cambios. Fortaleció los asentamientos y las fortificaciones militares en sistemas comunicados con el espacio kr'thak. También prohibió la búsqueda de nuevos puntos de salto en dichos sistemas, convencida de que cuanto menos contacto pudiera tenerse con los kr'thak, más oportunidades habría de que el armisticio se mantuviera. Hay quienes creen que este cese de toda expansión en dirección a espacio kr'thak fue lo que obligó al Imperio Xi'an a ampliar sus fronteras en una dirección completamente diferente, una que resultaría en su encuentro con la humanidad.

2.500 ATE más tarde, la familia Kr.ē sigue gobernando el Imperio Xi'an. Sin embargo, el actual emperador Kr. ē carece de herederos legítimos, lo que significa que el gobierno de su familia terminará con él.

Existe mucha incertidumbre acerca de qué es lo que sucederá cuando el reinado de la dinastía Kr. ē llegue a su fin. La humanidad apenas puede suponer qué ocurrirá o cuánto tiempo durará el periodo de interregno. Tampoco está nada claro cómo afectará a nuestras relaciones diplomáticas, acuerdos comerciales y demás tratos que tenemos con el Imperio Xi'an. Por ahora, todo lo que podemos hacer es pensar en lo que sabemos acerca de la última vez que los xi'an experimentaron una transferencia del poder político. Eso ocurrió en un día como hoy: el 4 de julio de 501 EC.

* Para comodidad de los lectores, todas las fechas xi'an han sido adaptadas al calendario terrestre estándar.



Traducción por Vendaval en Ciudadano Estelar.
https://robertsspaceindustries.com/comm-link/spectrum-dispatch/15997-This-Day-In-History-The-Third-Imperial-Age
 


Lo siento, este hilo está cerrado. Sólo admins y moderadores pueden responder.