Autor Tema: 13.09.2947 / OP.NET: REUNIÓN FAMILIAR  (Leído 1064 veces)

21 de Octubre de 2017, 20:42:24
Leído 1064 veces

Havok Specter

  • Información
  • Mensajes: 3737
  • En el espacio impera la ley del oeste


Hey, tiradores, gracias como siempre por uniros a nosotros aquí en OP.NET, el mejor y único lugar para las noticias, consejos y análisis ajenos al Gremio: puros y sin adulterar. Soy vuestro anfitrion, Conva Maynard, y me gustaría darle una bienvenida especial a todos los nuevos mercenarios que nos acompañan por primera vez. Skiv y yo tuvimos el honor de visitar la semana pasada el Centro de Entrenamiento BHM en Cascom y dar una conferencia a su promoción más reciente de graduados. Después de la charla mantuvimos una pequeña sesión de preguntas y respuestas con los estudiantes, y fue realmente genial tener una oportunidad para explicarles por qué elegí trabajar por mi cuenta en vez de afiliarme al Gremio. Cómo ser independiente supone, para qué negarlo, un poco más de trabajo, pero para mí, la libertad para establecer mis propias normas y decidir por mí mismo con qué límites de actuación me siento cómo hace que valga la pena.

Para quienes no estéis familiarizados con el centro, en él ofrecen cursos sobre tácticas generales, manejo de armas, procedimientos de abordaje y demás. Todos los instructores son veteranos de la industria y, tras haber conocido a los estudiantes, puedo decir que los cursos intensivos que están ofreciendo son una manera fantástica de aprender lo básico del oficio. Sobre todo para aquellos que están buscando una ruta para recibir su entrenamiento que no consiste en las fuerzas militares, como hacen muchos mercenarios. También ofrecen cursos para mercenarios experimentados que están buscando ampliar y mejorar sus habilidades. Así es como contacté con ellos por primera vez. Hice un curso de repaso el año pasado y tras hacer un análisis de sistemas de puntería, me di cuenta de que la mitad de las funcionalidades mencionadas por Skiv para mí eran toda una novedad.

Hablando de Skiv, en el episodio de hoy no tendremos ningún análisis porque el suertudo cabronazo está asistiendo a una muestra supersecreta de una nueva nave que una de las grandes compañías va a desvelar pronto. No os puedo dar más datos, pero me comprometo a enviarle diez mensajes al día para tratar de sonsacarle más detalles. Aunque no os preocupéis, os tenemos preparadas muchas otras cosas igual de geniales. Si ésta es la primera vez que nos acompañáis, habéis escogido un programa estupendo con el que empezar. Vamos a hacer otra edición de PsiOps en la que expertos de distintos ámbitos nos explicarán los últimos trucos y herramientas para el mercenario moderno. Además, hay realizaremos una entrevista especial a una persona por la que siento un profundo cariño y aprecio, y es también la razón por la que yo soy actualmente vuestro anfitrión.

Pero antes de todo eso, tenemos unos cuantos contratos nuevos recién llegados a la Bolsa de Trabajo, así que démosles una mirada.

Primero de todo, Blackjack Security está buscando contratar a unas cuantas personas para que les ayuden a manejar la abundancia de peticiones de escolta que están recibiendo cerca de Crusader en el sistema Stanton. Hace poco, ha habido una racha de naves mineras atacadas por escoria local, y parece que la mayoría de las compañías que hay allí se están dando cuenta repentinamente de que vale la pena gastar más en servicios de seguridad. Están buscando específicamente a mercenarios con experiencia en combate provistos de su propio material.

A continuación, tenemos un trabajo de escolta algo exótico en el Protectorado. Una caravana comercial está buscando personal para un destacamento de escolta bastante grande que los acompañe de Corel a Gliese cada dos meses al año. Esperan contratar personas para toda la vigencia del contrato, por lo que aunque se podrán hacer otros encargos entre cada viaje, será un poco más complicado planificarlos. Y, antes de que lo preguntéis, en su contrato especifican claramente que sus actividades no tienen ninguna relación con el tráfico de seres racionales, algo que siempre está bien que dejen claro.

Por último, la buena gente de Uriel, en Oberón, está ampliando sus fuerzas de seguridad. La Armada ha mantenido una presencia en el sistema desde los ataques vanduul del año pasado, pero a medida que concentran sus esfuerzos bélicos en otros sitios, la necesidad de que Uriel pueda protegerse a sí mismo ha ido aumentando. La verdad es que Uriel es un lugar bastante duro donde vivir, pero para el mercenario apropiado, digamos aquel que acaba de graduarse, ésta podría ser una oportunidad inmejorable para hacerse un nombre y obtener un poco de valiosa experiencia.

Está bien, si estáis interesados en alguno de estos contratos, en nuestra sección del Espectro están los detalles de todo lo que hay en nuestra Bolsa de Trabajo. Como siempre, aseguraos de repasar cuidadosamente todos los detalles antes de aceptar cualquier trabajo.

Y ahora, vayamos por fin a ese invitado especial que he mencionado. Creo que no mentiría si os digo que llevo esperando todo el tiempo que he pasado aquí a tenerla con nosotros. Por favor, uníos a mí para darle la bienvenida a nada menos que Sabine «Mixer» Murillo, antigua presentadora de OP.NET.

¿Cómo demonios te ha ido, Mixer?

Mixer: Sorprendentemente bien, dadas las circunstancias. Debo decirte que resulta un poco extraño estar sentada a este lado.

Puedes recuperar tu silla, si así lo deseas.

Mixer: No, ahora te pertenece a ti. Me alegró ver que el programa había quedado en unas manos tan capaces.

Hablemos de ese tema.

Mixer: ¿De cuando dejé OP.NET?

Sí, exactamente. A muchos de nosotros, yo incluido, nos pilló por sorpresa. ¿Qué ocurrió?

Mixer: Para ser sincera, a mí también me pilló por sorpresa. Demonios, cuando empecé ese programa, no tenía pensado irme de esa manera. Pero al contarle a todo el mundo lo que le había sucedido a Stephen Ganz... No sé, lo único en lo que pensaba era que debía hacer algo al respecto.

¿Y lo hiciste?

Mixer: No de la manera que esperaba. Durante esos primeros meses en Terra, todo lo hice que intentar encontrar el rastro del asesino de Felpu... quiero decir, Ganz. Los informes oficiales no me ayudaron en nada, así que empecé a patear las calles. Visité todos los hoteles de mala muerte que había cerca de esos muelles intentando encontrar a la chusma culpable de su muerte. Llegué a un punto que los matones de las esquinas ya empezaban a dispararme nada más verme, pero al final yo seguía sin estar más cerca de descubrir quién había apretado el gatillo.

Eso suena frustrante y... bueno, bastante temerario. Buscar ese tipo de problemas no puede haber sido saludable.

Mixer: No. No lo fue. Y la peor parte fue que, incluso después de haber logrado limpiar unos cuantos nidos de ratas, al día siguiente yo me sentía como si no hubiera conseguido nada en absoluto. Poco a poco, llegue a aceptar el hecho de que, aunque el gatillo fuera apretado por una persona, quienes le arrebataron la vida a Felpudo fueran las propias Cuadras. La gente que acaba aquí no puede evitar seguir hundiéndose cada vez más. Ya sea por las drogas o por la violencia o por simple desatención, todos los que están aquí viven con tiempo prestado.

Sí, en sitios como ese, cuando sacas de las calles a un matón siempre hay diez más esperando a ocupar su sitio. Es como intentar achicar con una cuchara el agua de un bote que se hunde.

Mixer: Exacto. Incluso aunque lograra hallar al asesino de Felpudo, lo más probable era que se tratara de una persona tan desesperada y carente de opciones como lo había sido Felpudo. Empecé a pensar que, si no podía hacer justicia para Felpudo, entonces puede que lo mejor que podía hacer era intentar ayudar a que nadie más terminara como él.

Suena como si hubieras decidido dejar de hacer de cazarrecompensas y empezar a comportarte de nuevo como una verdadera mercenaria.

Mixer: Nunca lo pensé de esa manera, pero has acertado. Mientras trabajaba en este caso, conocí a la psicoterapeuta que había intentado ayudar a Felpudo a dejar las drogas, y con su ayuda contacte con unos cuantos veteranos que estaban pasando por tiempos difíciles. Al principio yo no podía darles créditos, pero les ofrecí comida, una habitación propia y ayuda psicológica si la necesitaban. La mayoría de esta gente no quería saber nada de mí, pero hubo unos pocos que estaban dispuestos a arriesgarse, y eso bastó para empezar. Establecí una línea de perímetro, entre todos, empezamos a patrullar por turnos unas cuantas manzanas concretas. Y entretanto, arrestamos a unos cuantos matones aquí y allí. Creo que el mero hecho de tener a unas cuantas personas por el barrio dispuestas a plantar cara y decir «No» fue lo que supuso la mayor diferencia.

Te entiendo. Mucha gente pasa por alto que, la mayor parte del tiempo, el trabajo de un mercenario no consiste en combatir, sino servir como elemento disuasorio para impedir que dicho combate llegue ni tan siquiera a producirse.

Mixer: Exacto. Al verse enfrentados a una verdadera fuerza de oposición, muchos de los peores elementos locales se largaron, y nosotros nos encargamos de quienes no lo hicieron. De manera lenta pero segura, pudimos ampliar la zona verde. Las Cuadras siguen sin ser el lugar más bonito donde vivir, pero ahora, y por primera vez en mucho tiempo, al menos la gente que vive allí tiene una verdadera oportunidad para cambiar las cosas.

Y para mí, el hecho de que por el camino pudiste ayudar a unos cuantos veteranos que lo estaban pasando mal es lo que hace realmente especial todo este asunto. Creo que Felpudo se sentiría conmovido por este legado que has construido en su honor.

Mixer: Eso espero.

Bueno, si la historia de Mixer os ha emocionado tanto como a mí, afortunadamente hay una manera de que podáis ayudar, y una que no implica trasladaros personalmente a las Cuadras.

Mixer: Aunque yo no rechazaría unas cuantas manos extra si alguien quiere venir, lo que más nos hace falta es equipo. Casi no tenemos presupuesto operativo, y para nosotros supondría una gran diferencia si alguien estuviera dispuesto a donar algunas armaduras, armas o municiones para ayudarnos en nuestra tarea.

Si alguno de vosotros sois como yo, sé que tenéis guardados unos cuantos pertrechos abollados que lo único que hacen es ocupar sitio. O quizás la próxima vez que Skiv haga un análisis y vosotros compréis alguna nueva pieza de equipo, en vez de vender o tirar el antiguo, podéis sentar una gran diferencia asegurándoos de que llega a algún sitio donde haga mucha falta. Tenemos toda la información en nuestra sección del Espectro, y para poneros las cosas todavía más fáciles, OP.NET ha llegado a un acuerdo con Covalex para que cubre el coste de transportar vuestras donaciones hasta Terra.

Mixer: ¿Qué? ¿Lo dices en serio, Maynard?

Es lo mínimo que podemos hacer por semejante causa.

Está bien, ahora tenemos que hacer una pausa, pero tenemos preparadas muchas más cosas igual de interesantes para después de la publicidad, incluida una PsiOps completamente nueva. ¿Te importa hacer los honores, Mixer?

Mixer: Mantened vuestro rumbo. OP.NET sigue activa y sin adulterar.

¡Igual que siempre!



Traducción por Vendaval en Ciudadano Estelar.
https://robertsspaceindustries.com/comm-link/spectrum-dispatch/16116-OPNET-Family-Reunion
 


Lo siento, este hilo está cerrado. Sólo admins y moderadores pueden responder.