Autor Tema: 01.11.2947 / SPECTRUM SPECTATOR: UN TROZO DE VIDA  (Leído 1024 veces)

08 de Diciembre de 2017, 16:19:59
Leído 1024 veces

Havok Specter

  • Información
  • Mensajes: 3737
  • En el espacio impera la ley del oeste


Lars Gonall: Bienvenidos al pozo infernal, o como es más comúnmente conocido, a Spectrum Spectator. Soy Lars Gonall, y tengo conmigo, como siempre, a Daisy Wences, mi eterna compañera en el Espectro. Para quienes estéis en vuestra casa preguntándoos por qué estoy resplandeciente como el césped bañado por el rocío, hoy los sistemas ambientales de nuestro edificio han decidido empezar a hacer cosas raras, y aunque nos han asegurado que es perfectamente seguro proseguir con la grabación del programa, ahora mismo hace un calor tremendo en nuestro estudio.

Daisy Wences: Y yo que estaba pensando que ese brillo tan saludable que tienes era porque habías visto a nuestro invitado especial que está esperando detrás del escenario.

Lars: Normalmente yo ahora daría una respuesta sarcástica, pero estoy bastante seguro de que mi sudor se está llevando buena parte de mis funciones cerebrales. No entiendo cómo puedes seguir teniendo tan buen aspecto como siempre.

Daisy: Crecí en Vosca. Para mí, esta temperatura es para llevar suéter.

Lars: Supongo que eso explica por qué siempre tomas un tazón de kacho bien caliente como almuerzo.

Daisy: Así es. Lo mejor para comer en un día caluroso es un plato de sopa bien picante. Mi abuelo me enseñó eso. Cuanto más sudas, más líquido hay para evaporarse y refrescarte.

Lars: Spectrum Spectator, ven por las reseñas, quédate por la sabiduría popular.

Daisy: Gracias por recordarme que seguramente deberíamos ponernos a hacer alguna reseña. En el Spectrum Spectator de hoy, vamos a centrarnos por entero en la reciente avalancha de documentales y reality shows que se han estrenado este mes.

Lars: Cabe señalar que no teníamos pensado hacer un programa temático, pero ha habido recientemente tantos programas de calidad que así nos ha salido la cosa. ¿Te importaría empezar tú, Daisy, para que yo pueda beberme este litro de hidrogel?

Daisy: Y tal vez podamos conseguirte una toalla. Ese charco de sudor está creciendo tan deprisa, que creo que tienes tantas probabilidades de morir electrocutado como por culpa de un golpe de calor.

Lars: Spectrum Spectator, ven por las reseñas, quédate por la acumulación de muertes.

Daisy: Hablando de cosas que se niegan a morir, tuve el placer de ver Un Mundo Por Vez: Un Análisis del Proyecto Arcángel, una epopeya monumental que explora en detalle la historia del Sintemundo desde su concepción inicial a su polémico estado actual. Igual que el propio planeta artificial, el tamaño de Un Mundo es bastante abrumador. El documental tiene una duración superior a las trece horas, de modo que su visionado exige una inversión de tiempo significativa, pero sus directores Cambio Astley y Viktoria Hampton han decidido centrarse en la gente que se encarga de construir ese mundo artificial, en vez de en el típico drama político, y eso infunde al documental cierta vitalidad con la que es difícil no empatizar. Toda esta gente ha dedicado sus vidas a convertir lo imposible en una realidad, y la pasión que sienten por el proyecto es fascinante.

Y lo que resulta todavía más impresionante es lo equilibrado que parece ser todo el documental. No ofrecen ninguna imagen idílica del proyecto. Los ingenieros hablan sobre los fallos que ha habido. Los jefes de proyecto hablan con total sinceridad sobre los errores cometidos. Durante uno de los momentos más destacados del documentar, el mismísimo imperator Salehi admite haber gestionado inadecuadamente la manera en que el calendario y los requisitos financieros iniciales fueron presentados al público. Todas estas entrevistas en exclusiva se combinan con unas panorámicas espléndidas del propio lugar de construcción y un estilo de edición casi lírico, y gracias a ello vais a poder haceros una idea de por qué tanta gente cree en el sueño del Sintemundo.

Lars: Con la inmensa cantidad de vídeos que se han mostrado, tengo la sensación de haber visto ya medio documental.

Daisy: Y para ser justos, creo que así es como la mayoría de las personas van a acabar viéndolo.

Lars: De hecho, así es como acabé viendo el documental Atrapabalas. Un montón de gente me ha enviado vídeos de algunas de las secuencias de metalurgia, y mi reacción fue: «Vale. Me habéis intrigado». Normalmente, no soy demasiado fan de estos vídeos dedicados a las cosas de artesanía, pero había algo acerca de moverse por los sórdidos bajos fondos de Spider que me llamó la atención.

Daisy: De hecho, ese documental fue grabado por un forajido, ¿verdad?

Lars: Si, Marviana «Deadeye» Gerhart. Resulta que es tan buena apuntando con una cámara que con una pistola. Y según el informe de la Fiscalía que pude consultar, es muy buena en lo segundo. Todo el documental se compone de diversas imágenes estáticas tomadas desde perspectivas inusuales mientras el sujeto del documental, Jack Tres Dedos, narra la historia de su vida dedicada a construir y reparar armaduras para lo peor de lo peor. Hay un profundo contraste entre la bella artesanía en lo que está creando, y algunas de las inquietantes historias que nos cuenta sobre el tiempo que pasó en Spider.

Y lo más interesante de todo era que, aunque a él puedes verlo durante todo el documental, nunca llegas a verle hablar. Es un estilo de edición muy poco habitual para una entrevista. Y aunque pueda parecer extraño, acaba funcionando muy bien y haciendo que te sientas como si estuvieras dentro de la cabeza de Jack. Más tarde me enteré de que esto no había sido sólo una elección artística, sino también práctica. Resulta que, dado que Jack nunca llega a ser identificado explícitamente como el narrador, eso le concede cierta negación plausible. Fue la única manera de que accediera a formar parte del proyecto.

Daisy: Cuando empecé a trabajar aquí, estuve a punto de exigir que escribieran prácticamente lo mismo en mi contrato.

Lars: Ésa habría sido la decisión más prudente. Ahora tu reputación ya está arruinada.

Daisy: Será interesante ver qué sucede con este documental cuando llegue la temporada de premios.

Lars: Sí. Casi toda la gente que ha trabajado en él sería arrestada si fuera vista dentro de la UEE. He oído que la compañía distribuidora, Golden Path, fue contactada por la Fiscalía para que les hicieran ciertas preguntas.

Daisy: Hablando de hacer preguntas tremendamente invasivas, ¿qué te parece si hacemos venir a nuestro invitado?

Lars: Casi detesto hacerle esto porque la sala de espera tiene aire acondicionado, pero supongo que si hay alguien capaz de enfrentarse a condiciones ambientales incómodas, es él.

Daisy: Puede que lo conozcáis de su reciente participación en la sexta temporada del exitoso reality show Colonia Fronteriza; dad conmigo la bienvenida a Naizen Blunk.

Lars: Es estupendo tenerte en Spectrum Spectator, Naizen.

Naizen Blunk: Muchas gracias por invitarme.

Daisy: De nada. Somos grandes admiradores tuyos. Fue tristísimo cuando tuviste que irte de la colonia en el episodio de la semana pasada.

Naizen: Para mí también fue bastante duro. He querido estar en Colonia Fronteriza desde que emitieron su primer episodio, por lo que tener que irme tras pasar cuatro semanas allí fue algo realmente decepcionante.

Lars: Me estoy muriendo por oír tu versión sobre el «Incidente de las Zanahorias».

Naizen: Cuando dejé de estar preocupado por la posibilidad de morirme, empecé a sentirme bastante avergonzado de todo el asunto. Se supone que yo iba a ser el experto en cultivos de la colonia, y casi enveneno a todo el mundo con la primera cosecha que obtengo. Supongo que debe sentirme agradecido de que nadie más comiera las zanahorias antes que yo.

Daisy: Fue divertidísima la manera en que montaron la escena en la que tú las probabas por primera vez. Parecías tremendamente feliz, pero la música empezó de repente a sonar cada vez más siniestra. Nunca antes me había dado tanto miedo una zanahoria.

Lars: Así pues, ¿resulta que el suelo de la luna era tóxina?

Naizen: Sip. Pero sólo cuando se mezcla con agua. Por eso ninguno de mis escaneos iniciales mostró nada. Si hay algún aspecto positivo en todo este asunto es que están hablando de cambiar la manera en que se analizan las muestras de suelo a fin de que sea menos probable que este tipo de cosas vuelvan a ocurrir en el futuro.

Lars: ¿Cuándo supiste que ibas a tener que abandonar el programa?

Naizen: Tan pronto como me dijeron que yo estaba demasiado enfermo como para que pudieran tratarme en el puesto avanzado. Los productores se toman muy en serio de lo preservar el aislamiento de la colonia. Cuando dicen que no puede haber ningún contacto con el exterior, lo dicen en serio. Una vez te han dejado allí, deben apañártelas por tu cuenta.

Daisy: Entonces, ¿eso significa que no tienes ni idea de qué va a pasar en el episodio que estrenan hoy?

Naizen: Nop. Después de que me llevaran a un hospital, no me permitieron contactar con ninguno de los colonos o el personal del programa, por lo que lo veré sabiendo tanto como todos vosotros. Lo único que sé es que están haciendo esa colaboración especial con la nueva nave colonizadora de Consolidated Outland: la Pioneer.

Lars: Tenemos que hacer una breve pausa, pero cuando hayamos vuelto, quiero que me cuentes tus predicciones.

Daisy: Sí,, ¿cómo crees que les va a ir a Clair y Aiden?

Lars: ¿Y qué modulo crees que los colonos van a querer elegir para añadir a la colonia con la Pioneer?

Naizen: Espera... ¿Clair y Aiden? ¿Están liados?

Daisy: Vale. Está claro que vamos a tener muchas más cosas sobre las que hablar.

Lars: Quedaos aquí porque Spectrum Spectator regresará en seguida.



Traducción por Vendaval en Ciudadano Estelar.
https://robertsspaceindustries.com/comm-link/spectrum-dispatch/16222-Spectrum-Spectator-Slice-Of-Life
 


Lo siento, este hilo está cerrado. Sólo admins y moderadores pueden responder.