Autor Tema: 13.06.2948 / EL AVISTADOR OSCURO: GRIM HEX  (Leído 1011 veces)

05 de Julio de 2018, 14:02:29
Leído 1011 veces

Havok Specter

  • Información
  • Mensajes: 3737
  • En el espacio impera la ley del oeste


EL AVISTADOR OSCURO: GRIM HEX

¡Saludos, viajero! Hay muchos lugares emocionantes y diferentes por explorar en el universo, y aquí en EL AVISTADOR nos sentimos muy honrados de haceros de guía. Ésta, sin embargo, no es una guía ordinaria. Se trata de una guía para el viajero deseoso de visitar lugares que estén un poco más alejados de las sendas más trilladas, que sean un poco más salvajes e impredecibles. Esto es EL AVISTADOR OSCURO, vuestro fidedigno cronista de los sistemas, planetas y estaciones donde la seguridad es algo que no se puede dar por sentado.

Yela

Hoy nos adentramos en el corazón del sistema Stanton, donde cerca de una de las lunas de Crusader (Stanton II) hay una estación conocida anteriormente como Green Imperial. Como Centro de Estancia Transitoria (Housing Exchange o HEX) construido por Everline Structures Incorporated poco después del descubrimiento del sistema, tenía por objeto albergar a los mineros que acudían para trabajar en el campo de asteroides que circunda Yela (Stanton 2c). Como otros HEXs, se construyó a un bajo coste en un asteroide ahuecado empleando el habitual diseño de habitáculos dispuestos en forma de panal de abejas que proporcionaba una vivienda limpia y asequible, si bien no precisamente cómoda, a las decenas de obreros que llegaban cada día. Por desgracia, cuando las oportunidades mineras en el campo de asteroides empezaron a agotarse unas cuantas décadas después, la situación de la estación dio un giro para peor.

A medida que los puestos de trabajo en la zona iban desapareciendo, la fortuna de la estación empezó a declinar, y lo mismo le ocurrió a su clientela, de manera que Green Imperial se fue transformando lentamente de un lugar de residencia temporal a un zoco del contrabando, drogas y delitos menores. No había ningún incentivo económico serio para su mantenimiento, y tratar de expulsar los elementos indeseables que se habían establecido allí supondría una verdadera pesadilla en cuestión de seguros. De manera que, tras ser declarado una fuente de pérdidas, el Centro de Estancia Transitoria de la estación se clausuró oficialmente en 2938, y los pocos residentes y comercios legítimos que quedaban se marcharon apresuradamente del lugar. Tras su abandono, la estación se hundió rápidamente en la decadencia.

Grim HEX

La historia, sin embargo, no termina aquí. Ocupantes ilegales, individuos de paso y gente sin ningún otro sitio a donde ir empezaron a establecer su residencia en la estación abandonada. Toda una nueva economía empezó a surgir a medida que los nuevos ocupantes iban trayendo artículos rapiñados o ilícitos para su venta, por lo que no tardó en correr el rumor de que en Stanton había un lugar alejado de los atentos ojos de las autoridades al que la gente podía ir para divertirse o buscar artículos ilegales en venta. Esta afluencia de visitantes ha insuflado nueva vida a la estación en los últimos años, y ha traído con ella un nuevo nombre.

Durante sus años de olvido, muchos de los letreros por todo el interior de Green Imperial quedaron dañados, incluida una prominente pantalla central que pende sobre su atrio central. Esta pantalla quedó estropeada de tal modo que sólo mostraba ciertas letras del nombre de la estación: : GR___ IM______ HEX. Alguien debió fijarse en que ese nombre accidental describía muy bien el aspecto actual de la estación ("Grim" en inglés puede significar "triste", "lúgubre", "siniestro" o "nefasto"), y se popularizó. Hoy en día, casi todas las personas que conocen el lugar se refieren a él como Grim HEX, llegando al extremo de que todos los demás letreros han sido reprogramados, rayados o rociados con pintura para que muestren ese mismo nombre. No te olvides de decir siempre el nombre correcto cuando estés allí preguntando direcciones.

Y si deseas conocer a gente pintoresca con experiencias vitales variadas e interesantes, ir de compras en busca de productos difíciles de conseguir en cualquier otro lugar de Stanton, y contemplar una peligrosa carrera a vida o muerte, entonces es indiscutible que vas a querer saber las coordenadas para esta parada fuera del camino.

Es probable que una de las cosas más difíciles de cualquier viaje a Grim HEX para la mayoría de las personas respetuosas de la ley sea encontrarlo. Situada en una sección anodina del anillo de asteroides de Yela, la estación puede resultar difícil de avistar a menos que tu nave esté muy cerca de ella. No te molestes en buscar un punto de aterrizaje autorizado, porque esto funciona casi como la ley de la selva. Limítate a posarte en cualquier lugar que encuentres. El obsoleto sistema de almacenamiento automatizado debería encargarse del resto. Una vez te hayas posado en el suelo, sería una buena idea activar los protocolos de seguridad de tu nave. Aunque la banda local que controla actualmente la zona, los Nueve Colas, impone una especie de tregua entre aquellos que frecuentan Grim HEX, si pareces ser una presa fácil, no se harán responsables de lo que pueda ocurrirte. Lo mismo se aplica a tu seguridad personal. No sería inapropiado llevar encima un arma de fuego mientras estás de visita. Pero con todo esto dicho, si no cometes ninguna tontería ni deambulas a solas por algunas de las zonas de carga acordonadas y en desuso de la estación, tienes unas garantías razonables de que tu visita vaya a ser segura y satisfactoria. Al fin y al cabo, que mueran demasiados de sus clientes es malo para los negocios.

Tu hogar lejos del hogar

Desde la zona de aterrizaje, pasarás a través de las esclusas de presión que conducen a un gran vestíbulo. Aunque puede que veas a unos cuantos parroquianos haraganeando por aquí, mi recomendación es que te dirijas de inmediato hacia los ascensores para que puedas ir directamente a los niveles inferiores, que es donde ocurre casi todo lo realmente interesante. Cuando hayas hecho todo el descenso hasta el nivel del atrio principal, encontrarás habitaciones en alquiler, diversas sustancias para comprar o ingerir, y un surtido siempre cambiante de comerciantes ansiosos por deshacerse de sus mercancías. Dado lo difícil que resulta poder determinar qué vendedores pueden estar presentes en el momento en que hagas tu visita, me limitaré a mencionar a algunos de los más duraderos e interesantes.

Si vas en busca de un cambio de imagen o tal vez un sustancioso descuento en cualquier mercancía que algún desafortunado transportista estuviera llevando por esta zona, encamina tus pasos hacia el pequeño pasillo situado a la derecha de los ascensores. Aquí, tras dejar atrás los contenedores de desperdicios, encontrarás un puesto de ropa llamado KC TRENDING, un nombre que lleva asociado a esta tienda desde la época en que la estación todavía estaba situada dentro de la legalidad. Con su heterogénea colección de camisetas de bandas con lemas ofensivos, chaquetas de cuero y ropa robada de Casaba pasada de moda, aquí hay algunas buenas prendas de indumentaria esperando a ser descubiertas si estás dispuesto a rebuscar a fondos. Asegúrate de revisar la ropa antes de hacer ninguna compra para cerciorarte de que no tiene ningún desgarro o mancha de sangre, y ten cuidado de no tropezar con REEDY, quien suele estar durmiendo en un pequeño rincón de la trastienda. La fotografía del Empleado del Mes de KC Trending que hay colgada en la pared indica que él lleva mucho tiempo trabajando aquí, pero durante mi breve visita, no me quedó claro si era quien dirigía el negocio o simplemente vivía aquí.

Desde este lugar, si regresas al atrio y subes hasta llegar a la altura de la gran pantalla, encontrarás un callejón posterior que alberga a MARCHANTES DE ARMAS Y ARMADURAS. Un tipo de carácter inestable llamado SKUTTER estaba ansioso por mostrarme el surtido de armas que tenía a mano para su venta. Aparte del impresionante y mortífero arsenal que tenía a la vista, había por ahí unas cuantas cajas cerradas que según él contenían «mierda realmente buena».

Si las compras no son lo tuyo, hay abundantes opciones de esparcimiento si uno sabe dónde buscar. El bar original del HEX sigue todavía en pie y en activo, sirviendo bebidas honradas a una clientela que no lo es tanto. El bar, al que se le puso el nombre de VIEJO '38 en honor al preciado vehículo de carreras de Origin del año 2838 que poseía el primer propietario, está regentado por TREVOR «GUS» WHEATLEY, quien lleva aquí casi desde el principio. Ha capeado todos los altibajos de Green Imperial y parece empecinado en seguir al pie del cañón y mantener el negocio en funcionamiento. Tal como suele recordar a sus parroquianos: «Me da igual quién compre las bebidas, siempre y cuando siga comprándolas.»

Y aunque puede que Gus no tenga ganas de charlar contigo, hay muchos otros que estarán encantados de hacerlo si les pagas alguna ronda. Por el precio de unas cuantas botellas de cerveza, he aprendido a distinguir entre el WiDoW bueno y el malo, cómo recargar un P4-AR con una sola mano, y a qué lugar de Grim HEX debo ir si quiero un queso a la plancha decente. También le pagué un trago a un anciano que, aparentemente, se encarga del quiosco local de piezas de ordenador usadas. No era muy hablador y la mano le temblaba tanto que acabó derramando su cerveza, pero muchos otros parroquianos le estaban invitando a bebidas, por lo que pensé que lo más atinado sería aplicarme mi habitual consejo de «donde fueres, haz lo que vieres». Debo admitir que me sentí un poco conmovido al ver que incluso aquí, uno de los lugares más siniestros del espacio, todavía puedes hallar muestras de afecto.

Mi última parada, y probablemente la mayor atracción de Grim Hex, fue el FOSO DE CARRERAS. En este lugar, el (autoproclamado) genio de los números LUCA BRUNT gestiona las apuestas y organiza las carreras que se realizan a través de los «enganches» que flotan cerca de la estación. Estos enormes anillos estabilizadores son lo que queda de las operaciones mineras en Yela que solían utilizarlos para anclar asteroides a la deriva mientras iban siendo perforados. Hoy en día, se han convertido en un circuito improvisado que ofrece emociones fuertes a los espectadores y a quienes se atreven a competir en él. Si tienes intención de hacer alguna apuesta durante tu visita, ten en cuenta que los Nueve Colas se toman el cobro de deudas muy en serio.

Basta con decir que incluso perder una apuesta en Grim Hex resultó ser una experiencia bastante emocionante, algo por lo que vale realmente la pena viajar para poder contemplarlo por ti mismo.



Traducción por Vendaval en CE.
https://robertsspaceindustries.com/comm-link/spectrum-dispatch/16620-Observist-Dark-Grim-HEX
 


Lo siento, este hilo está cerrado. Sólo admins y moderadores pueden responder.